Mujer

Madonna, la luchadora, por Donatella Versace

La diseñadora, amiga de la cantante, rinde homenaje a sus muchos talentos.
Reading time 8 minutes

“Son tan ingenuos; piensan que no estamos al tanto de sus crímenes. Los conocemos, pero es que, simplemente no estamos listos para actuar. La tormenta no está en el aire, está dentro de nosotros. Quiero contarte sobre el amor y la soledad, pero se está haciendo tarde ahora. ¿No podés oír afuera de tu buzo con capucha Supreme cómo el viento comienza a aullar?

Así termina la canción "Dark Ballet", la segunda del último álbum de Madonna, Madame X. Es un mensaje fuerte y poderoso, que solo la valiente Madonna es capaz de revelar al mundo. Su activismo por la justicia social es constante, igual que su disciplina absoluta con su trabajo en el estudio y en el escenario. Siempre fue así.

Cuando me pidieron que escribiera estas líneas, refexioné. Conozco a Madonna desde hace muchos, muchos años. Ella fue la estrella de tres campañas publicitarias de Versace. Pero más que la celebridad, tengo la rara fortuna de conocer a la mujer, de hablar con ella no solo sobre el trabajo, sino también sobre la vida.

Debido a que Madonna es extremadamente informada y culturalmente consciente, puede defenderse en cualquier tema, desde la música hasta el arte; sobre política y la crisis ambiental. En su último álbum, encontré el mismo espíritu de protesta que conocimos en sus primeros trabajos. Su única misión parecía ser conmocionar al mundo, mientras que su objetivo real era y siempre ha sido exponer cosas que, como sociedad, no tuvimos el coraje de discutir. Es por eso que siempre ha sido criticada, malentendida, minimizada y, a veces, vilipendiada.

Su reacción fue crucificarse voluntariamente. Durante la gira Confessions on a Dance Floor, hubo un momento realmente poderoso cuando ella entró en escena en una enorme cruz, con una corona de espinas, para cantar "Live To Tell".

Su belleza es, y disculpen la palabra, divina.

Todos vieron a Madonna en la cruz como otra de sus "provocaciones", porque los intelectuales nunca la han tomado en serio. ¿Una mujer que se atreve a levantar la cabeza y decir lo que piensa? ¿Para exponer la podredumbre que todos estamos tratando de ocultar? Nadie notó que, en realidad, el mensaje que buscaba transmitir era muy diferente. Cuando se detiene el conteo en las pantallas, la información, que lo deja sin aliento, como un golpe en el estómago, comienza a aparecer. Es la cantidad de niños que pronto morirían de SIDA si la sociedad no hiciera algo para ayudarlos, no solo con medicamentos, sino a través de la prevención, la investigación, la educación y la discusión.

1575212288531179 madonna ricardogomes 71575212289004546 madonna ricardogomes 8

En realidad, todos estábamos crucificados, sin embargo, muchos de nosotros aún no nos habíamos dado cuenta.

Madame X realmente tocó una nota en mí. Escucho mucha música, especialmente la que experimenta con el sonido. En este álbum, no solo encontré experimentación, sino también letras poderosas y relevantes. Encontré a una Madonna sin interés en ganarse el favor. Encontré la Madonna de Like a Prayer y de American Life, tal vez uno de sus álbumes menos entendidos.

No hace mucho tiempo, Like a Prayer cumplió 30 años. Todavía puedo recordar el aroma cuando abrí la funda del CD. A pesar del estigma cultural del SIDA, el registro estuvo acompañado de letras que se centraron en la epidemia que estaba causando tantas víctimas y en la importancia de la educación global sobre una crisis de salud monumental que afectaría a toda la sociedad y que, sobre todo, requería compasión y empatía por los infectados.

El día después del lanzamiento del video, grupos religiosos de todo el mundo protestaron contra el uso de imágenes católicas, e incluso el Papa hizo todo lo posible para pedirles a los "fanáticos" que boicoteen el disco.

Ambas pistas fueron directamente al número uno en las listas y vendieron más de 15 millones de copias. El álbum se convirtió en un manifiesto para la batalla contra aquellos que quieren mantenernos ignorantes y oprimidos, contra los estereotipos, contra todos aquellos que quieren una sociedad atrapada por prejuicios intolerantes e ignorantes.

Eso es lo que Madonna siempre ha sido para mí: una leona. Una luchadora.

Además de los discos vendidos, además de su habilidad para interpretar a la sociedad como ningún otro artista, para crear modas que nos hayan inspirado a todos. Además de los innumerables discos hechos y premios ganados, Madonna para mí, más que una artista fantástica y la artista femenina que ha vendido más discos en la historia de la música (bueno, sí ...), es una mujer. Una madre, una gran empresaria, una que comenzó a comercializar antes de que se inventara la palabra o incluso la disciplina, y que siempre nos ha desafiado a ser una sociedad más cohesiva, luchar juntos contra la injustica  y respetar a nuestro prójimo.

Admiro la valentía de Madonna. Ella nunca ha tenido miedo de arriesgarse y ser diferente a los demás. En concierto, siempre, le pregunta a la multitud: ¿Cuántas personas hablan y cuántas caminan?

Incluso lo hizo físicamente en su controvertido libro Sexo, otro proyecto innovador y best seller que solo se puede encontrar hoy en día de segunda o tercera mano. Ella logró esta declaración artística y cultural radical al dejar al descubierto sus ideas.

El día antes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, en 2016, en una fría tarde de otoño en Nueva York, hizo una actuación sorpresa en Washington Square Park ante cientos de personas que rápidamente se reunieron a su alrededor. Ella apareció con solo una guitarra y su deseo de seguir creyendo.

Después de los ataques terroristas en París el año anterior, ella había hecho lo mismo.

Con palabras que no la describen adecuadamente, vuelvo a una: valiente.

Si bien una canción no puede devolvernos lo que hemos perdido; definitivamente puede ayudar y apoyar a los necesitados. Y allí estaba otra vez, con su rostro y su cuerpo para decir: estoy aquí en persona, y no solo con palabras.

Hoy, ciertos mensajes pueden parecer obvios o incluso ingeniosamente diseñados. Hace casi 40 años no lo eran. Con que solo una spersona en el mundo sienta la necesidad de reclamar sus derechos es porque el mundo en el que vivimos todavía podría ser un lugar mejor. Porque no se está haciendo lo suficiente, porque las mujeres todavía no somos tratadas del mismo modo que los hombres. Si Madonna fuera un hombre... probablemente sería la Presidenta de los Estados Unidos.

La conozco bien No es solo su mente, sino su corazón, el que emprende esta campaña de por vida contra la injusticia.

Me encontré con Madonna en Nueva York hace unos meses para World Pride, que ella apoyó con un miniconcierto para completar un mes muy importante para la comunidad LGBTQ +.

Vi que tenía la misma mirada curiosa que tenía cuando era una niña, y el mismo deseo ardiente de hacerse oír, no sentirse intimidada y seguir adelante a pesar de quienes la critican y siempre la critican, pase lo que pase.

Ya no se trata de cuántos discos vende, sino de seguir haciendo lo que siempre ha hecho mejor que nadie: hacernos pensar.

Para inspirarnos a tomar medidas.

1575212291603783 madonna ricardogomes 11575212291982183 madonna ricardogomes 5

Fotos: Ricardo Gomes

Producción de moda: Eyob Yohannes

/

Maquillaje Aaron Henrikson

Cabello Andy Lecompte

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas