Viajes

5 destinos ideales para disfrutar de San Valentín sin pareja

Viajar sola es un gran plan el 14 de febrero o en cualquier momento del año.
Reading time 9 minutes

Ya sea que estés buscando cultura, emoción o belleza natural, viajá sola o con amigas y autocelebrate. Mejor, elegí un lugar en el que haya mucho por conocer, en el que puedas perderte por callecitas encantadoras, sumergirte en una cultura diferente o ¿por qué no?, aprender otro idioma. Si no estás segura de por dónde empezar, tomá como punto de partida esta guía de 5 destinos que harán que San Valentín se convierta en el día del amor propio.

 

Valparaíso, Chile

/

Pablo Neruda, el poeta ganador del Premio Nobel, lo dijo a su manera: “Valparaíso, qué disparate eres, qué loco, puerto loco, qué cabeza con cerros, desgreñada, no acabas de peinarte, nunca tuviste tiempo de vestirte, siempre te sorprendió la vida, te despertó la muerte, en camisa, en largos calzoncillos con flecos de colores”. El verdadero carácter de Valparaíso, un modesto puerto chileno, se encuentra en sus laberínticas calles y sus escaleras arenosas de arquitectura colorida. La ciudad es un hermoso caos que va a enriquecer tu mente y tu alma. En una permanente evolución que no olvida su pasado, Valparaíso es una alternativa más poética y relajada que Santiago, la capital de Chile, cuando se visita ese país. Los hoteles boutique, como la Casa Higueras , el Hotel Fauna y el Hotel Palacio Astoreca, ofrecen un idílico descanso después de largos días de marcha por las calles con paredes intervenidas por artistas populares. Conocida por su arte callejero, la ciudad cuenta con murales nuevos y otros que tienen décadas de antigüedad en casi todos los rincones. Por algo se considera a Valparaíso como la "capital chilena del graffitti". Lo mejor del street art se puede encontrar en Museo a Cielo Abierto en San Miguel y la calle Templeman.

La belleza de la ciudad cautivó la atención de escritores, poetas y artistas. Neruda, el más famoso de ellos, tuvo ahí su casa, La Sebastiana, convertida en un museo que ofrece una visión de su vida y sus reflexiones. Es un punto de atracción turística, al igual que las colinas de Cerro Alegre y Concepción, famosas por sus increíbles vistas de la ciudad, sus tiendas coloridas, sus galerías de arte independiente y los pintorescos cafés y restaurantes. Vale la pena que camines sin apuro por esas colinas, a tu antojo, y que te empapes de la atmósfera única de Valparaíso.

Estocolmo, Suecia

Hay mucho que ver y hacer en Estocolmo, la capital sueca. Una visita a la ciudad incluye shopping, cultura, arte y relax. En Gamla Stan, el casco antiguo, el atractivo son las tiendas y los cafés, el Palacio Real (construido en el siglo XVIII sobre las ruinas del edificio anterior que se destruyó en un incendio) y la catedral, pero una recorrida por Estocolmo debe incluir al Museo Vasa (donde se encuentra el buque de guerra Vasa, del siglo XVII, que está casi intacto) y el Museo Fotografiska, con exposiciones de fotografía contemporánea. Una de las cosas más divertidas de la ciudad es que tiene islas unidas por puentes: dedicá un día para pasar de una isla a otra, sobre los canales, y conocer el archipiélago. Estocolmo es tan antigua o tan moderna como quieras y, además, es un destino de lujo sin acartonamiento, porque a la par de los hoteles y los restaurantes elegantes hay boliches y clubes abiertos hasta la madrugada para disfrutar de la noche a full. Podés ir a bailar a V en Sturecompagniet o a tomar unos tragos en Bernie's, o recorrer las calles de los condados más jóvenes, Södermalm y Kungsholmen. Si buscás un hotel pequeño, donde puedas sentirte cómoda, reservá en Ett Hem,una residencia privada convertida en un hotel de solo 12 habitaciones. Un lugar tranquilo e ideal para volver a descansar después de un largo día.

San Miguel de Allende, México

La encantadora ciudad colonial en el altiplano central de México es un paraíso para los que viajan solos. Las calles empedradas, la arquitectura barroca española y el mercado de artesanías son los puntos más destacados del casco urbano. Desde la gran plaza de la ciudad, Jardín Principal, se ven las torres rosadas de la iglesia neogótica de la Parroquia de San Miguel Arcángel, que se encuentra en el centro histórico de San Miguel de Allende. También vale la pena visitar el Templo de San Francisco, que data del siglo XVIII. Los hoteles son coherentes con la arquitectura de la ciudad y son de estilo colonial. Podés reservar en alguno de los que están mejor situados, como Belmond Casa De Sierra Nevada , Casa Schuck (un bed and breakfast divino), Hacienda Las Trancas y Santa Mónica (con un encantador patio interior con fuente de piedra) donde te harán sentir bienvenida. Además de su riqueza cultural, San Miguel de Allende es conocida por su cocina internacional. No podés visitar la ciudad sin desayunar churros y café en San Agustin Chocolates & Churros. Para comidas bien auténticas, date una vuelta por El Pegaso, La Posadita o La Virundela. Dato extra: en la ciudad hacen helados de sabores rarísimos. Por ejemplo, de elote (choclo). Buscá los puestos cerca de las plazas y probalos.

Alberta, Canadá

/

Si estás buscando una experiencia en un lugar lejano, de naturaleza pura y con un entorno calmo para bajar revoluciones, programá un viaje a Alberta, Canadá. Los paisajes increíbles y la tranquilidad te alejarán de todas las tensiones de la vida urbana. Si tu presupuesto lo permite, hacé base en Moraine Lake Lodge, un hotel de lujo con vistas soñadas. Los tonos turquesa del Lago Moraine del Parque Nacional Banff y el telón de fondo de los picos cubiertos de nieve en el Lago Medicine Lake del Parque Nacional Jasper son un escenario perfecto para relajarse y sentirse en armonía con el mundo. Obviamente, hay alojamientos más económicos y la posibilidad de alquilar a través de Airbnb. Ya sea que estés de excursión, en canoa o sumergiéndote en aguas termales, vas a volver a casa con la claridad mental, emocional y física que necesitás.

Dato clave: si sos argentina es necesario que saques la visa.

Santa Teresa, Costa Rica

/

Conocida como un paraíso para los surfistas y los amantes del yoga, y por sus balnearios de arena blanca y bosques tropicales, Santa Teresa es la escapada perfecta a la playa para viajeros solitarios. Las playas y los lugares para disfrutar de la vida nocturna están llenos de jóvenes de todo el mundo que buscan aventuras en un destino tropical lejos del bullicio de la ciudad. Chequeá las habitaciones del flamante hotel boutique para adultos Mint Santa Teresa. Con solo cuatro cuartos, cada uno con una terraza en la azotea, la capacidad máxima es de ocho huéspedes, por lo que, naturalmente, te vas a sentir como si fueras parte de una pequeña comunidad. Los dos puntos claves de reunión son la hora del desayuno buffet casero junto a la pileta y el atardecer, cuando los huéspedes se reúnen en el bar del hotel para compartir sus experiencias del día. Como el hotel está a 400 metros de Playa Carmen y a poca distancia de todos los restaurantes, bares y tiendas, es el lugar ideal para alojarse y sentirse como en el centro de todo. ¿Los restaurantes locales favoritos? Olam Pure Food y Al Chile Viola para saborear algo internacional. Luego, la noche continúa en en La Lora Amarilla y Ranchos Itauna para probar cócteles tropicales y bailar.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas