Fashion Week

Chanel, desde los tejados de París

En el debut con el prêt-à-porter, la directora creativa Virginie Viard se mantiene fiel a todos los códigos estéticos de la maison, pero más relajados.
Reading time 2 minutes

Tercera prueba para Virginie Viard en la dirección creativa de Chanel. Después de la muerte de Karl Lagerfeld, ella tomó las riendas de lo que había comenzado el Kaiser para la colección de febrero pasado, pero ahora, para la de Primavera-Verano 2020, todo salió de su talento e imaginación. El desfile del martes 1ro de octubre mostró la primera prêt-à-porter que firma en su totalidad, después del debut en junio en el frente de alta costura. En línea con su predecesor, Viard reunió al público y los críticos de la moda bajo las bóvedas del Grand Palais y una vez más, lo convirtió en un entorno monumental para ese espectulo único que es un desfile de Chanel. El escenario fue ultraparisino, pero fue una vista diferente de la ciudad: desde sus tejados, con modelos que se movían entre chimeneas y buhardillas, por cornizas de cinc, como un ejército de aristogatos. Mostraron todos los códigos de la marca que Lagerfeld había exaltado y renovado con el tiempo, solo que Viard los aligeró en cortes y siluetas. Por ejemplo, la icónica chaqueta de tweed se convirtió en un minivestido o pantalones cortos ajustados. En comparación con el pasado, hay muchos pantalones que descubren el tobillo y que coquetean con denim, blusas con mangas voluminosas y enriquecidas por varias hileras de volados, hot pants sobre medias opacas, tops con telas preciosas y sandalias con pedrería. Sobre el final, la comediante y youtuber Marie S'Infiltre ("Marie se infiltra" es su personaje icónico, que se cuela donde no fue invitada) se metió entre las modelos y fue Gigi Hadid quien demostró su devoción a Chanel al llevarla hacia afuera de la pasarela.

El desfile fue sobresaliente pero, la actuación de Marie S'Infiltre logrará que sea inolvidable.

/

Tags

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas