Fashion Week

Del court a la calle, con Lacoste

No solo de chombas vive el elegante sport del cocodrilo. También hay faldas, babuchas, impermeables y una joya con el clásico logo de la marca.
Reading time 2 minutes

En un entorno inspirado en el mundo del tenis, Louise Trotter exploró lo que ella llama la identidad "aristocrática pero más bien callejera" de Lacoste. La directora creativa de la marca rediseñó las chombas icónicas de piqué y las prendas de los 80 y los 90, con un espíritu sin género, y sumó nuevas siluetas: faldas plisadas de estilo hakama que pueden transformarse en vestidos, parkas transparentes, camperas, trench coats, sacos y babuchas en beige, amarillo limón, rosa pálido, bordó y verde agua y militar. ¿Lo más llamativo? Los pantalones jogger con cordón en la cintura, incluso de cuero, enormes y combinados con chalecos sin mangas.

El accesorio clave fue el colgante con forma de cocodrilo, obra del diseñador de joyas Rosh Maharani, que transformó el logo de Lacoste en una joya, y como complementos fundamentales, los mocasines masculinos (sí, con medias deportivas tres cuartos) y las zapatillas reversionadas por Helen Kirkum que hicieron su debut en la pasarela.

Lacoste se mantiene fiel a sus raíces al anticipar una pequeña revolución de estilo por la que clama la moda: alejarse del estilo sport extremo para volver a la elegancia. Y lo que se vio en la Semana de la Moda de París, de la mano de Trotter, va en esa dirección.

/

Tags

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas