Fashion Week

Miu Miu fue un canto a la libertad

Miuccia Prada presentó en París combinaciones insólitas. El equilibrio de los opuestos.
Reading time 2 minutes

Miuccia Prada es el cerebro detrás de Miu Miu, su marca con espíritu libre. Su colección Primavera–Verano 2020, en la Semana de la Moda de París, fue la expresión de ese diálogo imaginario entre sus creaciones y quienes las usan, porque parecen obras inacabadas o con final abierto para que cada uno las intreprete según su deseo y las adapte a su gusto. La libertad que transmite Miu Miu se ve en la naturalidad de las combinaciones: la ropa parece armada en figuras de tela que se ensamblan, se atan o se abotonan para crear nuevas versiones. El cárdigan se convierte en un top corto y abotonado que deja los hombros libres y se combina con una falda lápiz en charol y satén de seda estampado con onda tanguera. Hay margaritas en los breteles, pero también en las plataformas de taco chino. Vestidos midi en materiales básicos, como el algodón o la lana, pero también en telas más ricas. Los estampados florales desestructuran la austeridad de las siluetas inspiradas en la ropa de trabajo de los años 50. Volados, bordados, apliques, un mix de siluetas de los años 50 y de los 70s y una sensación de diversión inacabada, de proyecto de "hágalo usted mismo" que quedó a mitad de camino.

La colección de Miu Miu es el equilibrio de opuestos: simplicidad y complejidad, minimalismo y maximailismo. La combinación de conceptos inusuales y las mezclas improbables lograron que los extremos coexisten en una armonía refinada.

/

Tags

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas