Moda

¿Quién es Lucille Thièvre, la diseñadora de la que todos hablan?

Surgió del semillero de talentos de la moda francesa y las grandes marcas ya pusieron sus ojos en ella.
Reading time 4 minutes

Cada año, la ciudad de Noailles, al sur de Francia, celebra el Festival Internacional de Moda, Fotografía y Accesorios de moda de Hyères, uno de los más prestigiosos del mundo porque es un verdadero semillero de talentos. En 2017, la gran revelación del festival fue Marine Serre, una de las seleccionadas que, además, luego ganó el premio de diseño LVMH. Este año, en la 34º edición de Hyères, uno de los diseñadores más sobresalientes también fue una mujer, Lucille Thièvre, y desde entonces su nombre recorre Europa y empieza a sonar en estas latitudes. Para saber quién es Lucille, fuimos a la fuente y hablamos con ella.  

"Pasé mi infancia en Corrèze. El nombre de mi colección, Les Esplaces 19120, también se refiere al lugar donde crecí, cerca de La Chapelle-aux-Saints. A los 18 años, fui a París a estudiar en el Union Syndicale de la Couture, luego me uní al estudio de mujeres de Hermès Sellier, primero como aprendiz y luego como asistente de estilista. Yo también trabajé en una precolección de Givenchy en la época en que Riccardo Tisci estaba al frente de la marca", repasa Lucille.

¿Cuándo decidiste abrirte de las marcas y apostar por una propia?

Cuando se fue Riccardo Tisci. Fue como un cambio de ciclo para todos. Me di cuenta de que había llegado el momento de volver a concentrarme en mí. Comencé a hacer una colección y recuperé este proceso de experimentación que había dejado de lado desde mis estudios.

Tu colección, Les Esplaces 19120, se debate entre lo orgánico y lo ficticio.

Absolutamente. Lo concebí como un shock entre el interior de una casa y su entorno. La joya de la colección es la naturaleza, un entorno salvaje y preservado. Los colores provienen de él, como el verde de la hierba al atardecer... Y eso lo que contrasté con elementos muy kitsch, a veces sensuales, inspirados en piezas de la década de 1980 que coleccionó mi madre. Por ejemplo, la mezcla de botones de cristal que utilizo.

¿Qué pasa con las mangas bordadas?

Quería desarrollar, junto con una técnica, una estética de bordado muy antigua, inspirada en la obra de Jean Lurçat. Este artista francés tenía su estudio en un castillo medieval cerca de mi casa, en Corrèze ... Imaginé mangas que son accesorios reales, para usar en el codo. Con los bordadores de la casa Lesage, ponemos en práctica un tipo de bordado al hilo referido a esta ancestralidad. La primera forma de bordar, en la historia, es el bordado de hilos.

En París, trabajás en un espacio que comparten varios artistas.

Es un tipo de trabajo conjunto, el "Wonder-Liebert", administrado por y para artistas de una manera muy orgánica. Nos acabamos de mudar. Trabajo en el espacio de serigrafía y publicación: junto a mí están los diseñadores gráficos, arquitectos y, en el piso inferior, los constructores. Cuando llegué al Wonder-Liebert, no había nadie que hiciera ropa y textiles. Fue como desarrollar algo en un terreno baldío. Me estimuló mucho.

@lucillethievre

www.villanoailles-hyeres.com

/

Tags

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas