Fashion Week

Chanel Alta Costura: la era post-Lagerfeld

Virginie Viard presentó la colección Invierno 2019 de la maison francesa. Las pasiones de Coco y de Karl, presentes.
Reading time 3 minutes

Fue playa, estación central de ferrocarril, paseo invernal cubierto de nieve. Chanel, especialmente bajo la dirección de Karl Lagerfeld, convirtió al Grand Palais en escenarios sorprendentes para sus desfiles. Ahora, la sucesora de Lagerfeld en la Dirección Creativa, Virginie Viard, transformó ese icónico edificio parisino en una biblioteca enorme y circular, con balcones y pasillos por los que circularon las modelos durante la presentación de la colección de Alta Costura Otoño-Invierno 2019/20 de Chanel.

Coco Chanel decía que los libros eran sus mejores amigos y Karl Lagerfeld también fue un lector voraz. Esa pasión por la literatura de las dos grandes figuras de la maison le sirvió a Viard como inspiración para montar una librería impactante en el Grand Palais, pero también para definir a la mujer prototípica de su colección de Alta Costura: elegante e intelectual, discreta y amante del lujo refinado.

/

"Soñé una mujer con elegancia casual y una silueta fluida y libre; todo lo que me gusta del allure Chanel", aclara Viard.

La colección rescata las líneas de los años 30, con chaquetas cortas –tipo bolero– y mangas y hombros con volumen, que se llevan en conjunto con faldas largas y amplios pantalones con bolsillos.

El clásico tweed Chanel comparte la escena con el crêpe de lana, el terciopelo, la gasa y la organza con detalles trabajados a mano -bordados y apliques de plumas y flores- que elevan a un estado del arte a las prendas salidas de los talleres de Alta Costura.

Los vestidos de noche imitan los cortes de la sastrería diurna, con una influencia masculina que recuerda los trajes que usaba la propia Coco, con siluetas lánguidas y cinturas marcadas, mangas largas o  strapless con el escote a contratono, y la audacia de la espalda descubierta.

Las faldas y los abrigos rozan el suelo y los pantalones tienen cintura alta. Y, como en todo, la perfección está en los detalles: botones que se destacan por su tamaño y su color, cuellos camiseros, puños en capas (como las páginas de un libro), corbatas, lazos, volados plisados, correas y toques de lentejuelas. No faltan las terminaciones très Chanel de bordes cortados al sesgo o ribeteados en un tono contrastante.

Viard jugó fuerte y planteó su estrategia: es la capitana de una gran nave y, aunque con ella se inaugura la era post-Lagerfeld, no tirará la historia por la borda. Chanel, bajo su mando, seguirá siendo Chanel.

 

/

En la primera fila, las famosas dieron su apoyo a Viard. Margot Robbie, Caroline de Maigret, Marion Cotillard, entre otras, asistieron al desfile en el Grand Palais

Tags

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas