Fashion Week

Directo desde Nueva York

Todo lo que se ve y no se ve de la semana de la moda, por nuestra corresponsal Camila Straschnoy.
Reading time 7 minutes

Desde hace días, por Nueva York circula gente con tapados de piel sintética, anteojos de sol extravagantes, conjuntos monocromáticos y con cuadros superpuestos. Tiene un objetivo en común: ver lo que viene para la siguiente temporada, el Otoño/Invierno 2019/20.

En los últimos años, las tendencias de moda se asimilan mucho a las actuales, a las anteriores y hasta a las anteriores de las anteriores. Lo que cobra sentido cuando nos damos cuenta de que las propuestas que son presentadas también se ven entre los asistentes a los shows. Hay que afinar la mirada para ver un nuevo enfoque o punto de vista en un sistema que, como queda demostrado, se retroalimenta de las pasarelas a la calle y viceversa. 

Fotografía NY: Bianca Sifredi

#NYFW #1

Nuestra corresponsal fotografiada por Aldo Decaniz.

La Semana de la Moda de Nueva York se pronunció “muerta” en numerosas ocasiones, pero esta vez todo parece empezar a asentarse. La nueva generación de diseñadores locales está creando colecciones más maduras. El primer día, dos desfiles plantearon el tono. La neoyorquina Rachel Comey, conocida por su mirada intelectual y su enfoque en el arte, rescató la energía de la moda en distintas edades. Además, diseñó unos pantalones que levantaron suspiros. Le siguió Tom Ford. El dueño del glamour optó -para sorpresa de todos- por la simplicidad como respuesta al negativismo que, menciona, “está muy presente”.

#NYFW #2

El segundo día comenzó con un desfile/desayuno a cargo del icónico diseñador estadounidense Ralph Lauren, quien quiso hacer algo más íntimo luego de la gran celebración por su 50 aniversario la temporada pasada. La presentación nos hizo querer subscribirnos al universo Ralph Lauren sin dudarlo. El dorado fue protagonista de los cinturones en los vestidos de día (todo ahora parece tener un cinturón) y hasta en las propuestas para la alfombra roja, como el diseño que lució Bella Hadid. 

Una local, que une vez más propuso dinamismo y diversidad, fue Maryam Nassir Zadeh. Un desfile que genera nuevas ideas sobre cómo mezclar piezas que no deberían ir juntas pero que ella hace funcionar. Collina Strada siguió con una de las experiencias más alternativas de la semana: mostró una estética post-apocalíptica mientras el activista, músico y modelo Xiuhtezcatl enumeraba las diferentes formas en que la moda daña el planeta. El cierre del día estuvo a cargo de la neoyorquina Ulla Johnson, quien propuso tejidos superpuestos, looks sofisticados apoyados en lo artesanal, y tapados y accesorios que dejaron a todos sin respiro.

El Café de Ralph Lauren

#NYFW #3

El día tres tuvo como gran protagonista a Chromat, una propuesta de trajes de baño inclusiva desde sus comienzos, con una mirada auténtica y fresca. Sus modelos crearon empatía y el público se sintió representado.

#NYFW #4

Priscavera generó una de las conversaciones más relevantes al proponer el lenguaje del street style a través de la yuxtaposición de prendas de noche y deportivas. Area, a cargo de cerrar las pasarelas ese día, presentó una colección ecléctica que buscaba manifestarse con rebeldía contra el sistema de la moda y expresar algunas de las tendencias emergentes como el batik. ¿La estrella? Derek Lam. Él, como otros diseñadores, se nutren de una narrativa que tuvo Céline (antes de que su logo perdiera la tilde de la “e”) con Phoebe Philo a la cabeza. En este desfile decidió salirse del calendario y suscribir a líneas sintéticas y telas excepcionales.

#NYFW #5

Decidir cuál fue la mejor colección del quinto día es, sin dudas, complicado porque Tibi, Prabal Gurung y Sies Marjan estuvieron entre las marcas que se presentaron. La primera presentó una pasarela que aprobó las ojotas (sí, hablamos del invierno) combinadas con trajes. Sies Marjan nos invitó a un mundo místico hecho de glitter. ¿El concepto? Una exploración sobre las chispas que genera el amor, que reflejó el crecimiento del diseñador. Por último, honrando su cultura nepalesa pero pasándola por un filtro neoyorquino, Prabal Gurung mostró colores vibrantes entrelazando los dos mundos que componen la historia de la marca.

Prabal Gurung

#NYFW #6

El sexto día trató de líneas limpias y de cómo decir mucho con poco. Phillip Lim, ya conocido por sus paletas sobrias, festejó a su usuario citadino con una depuración marcada en su vestuario. Al cierre, los Proenza Schouler, que después de un par de temporadas en París regresaron hace unos meses a Nueva York, mostraron una colección discreta y con énfasis en el denim lavado con ácido. 

3.1 Phillip Lim

#NYFW #7

El séptimo día tuvo mucha novedad. Susan Alexandra, la marca de accesorios it, hizo su debut en el calendario neoyorquino con una presentación mega kitsch. Betsheva -creada en 2016 por la abogada Batsheva Hay- caminó la pasarela con una colección afín a su ADN: vestidos estilo campo años 70. Rosie Assoulin, conocida por sus diseños esculturales, se enfocó en piezas versátiles para el día. Vaquera fue otra de las etiquetas nuevas en la ciudad. Tomó detalles deco para su propuesta de alto impacto visual, que incluyó vestidos hechos de fundas de almohadones, flecos de cortinas y un monograma con la palabra “why”. El cierre fue para un clásico. Oscar de la Renta le hizo recuperar a la industria su fe en lo que Nueva York representa con prendas inspiradas en la Mezquita de Córdoba, en España. Comenzó con una sastrería impecable y piezas típicas de la casa, y siguió con looks de noche que incluyeron estampas de alfombras antiguas.

#NYFW #8

Para remarcar en el último día de desfiles, dos presentaciones contrastantes: una marca nueva como STAUD y la muy establecida Marc Jacobs. STAUD comenzó a instalarse en el guardarropa de todos los amantes de la moda a través de sus accesorios, pero ahora se anima con vestidos translúcidos y tops para el fin de semana. La puesta tenía algo de los desfiles de Todd Oldham en los 90 y nos dejó una cuota de alegría. Marc Jacobs, siempre encargado de cerrar el calendario, siguió explorando los grandes volúmenes como en temporadas anteriores. Abrigos y capas, vestidos de noche en tul, faldas línea A y trajes príncipe de Galés dejaron a los 180 invitados suspirando.

Marc Jacobs

Pdemos decir que viene con fuerza una nueva generación de diseñadores locales que buscan generar enfoques actuales. Desde sustentabilidad hasta una visión inclusiva en el casting para una industria que también está en pleno cambio. 

 

Seguí las semanas de la moda a través de nuestra cuenta de Instagram 
@lofficielarg

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas