Pop culture

Juan Ingaramo, con L’Officiel desde su casa: “Estoy transitando sentimientos nuevos”

El cantautor cordobés revisa lo que significan para él la música, el éxito, la paternidad, el ego.
Reading time 5 minutes

¿Secretos de belleza? Más bien los proclama: “Esta semana me hice un peeling”, comenta inopinadamente, en cuanto su cara aparece por videollamada. Su imagen vendió buzos, zapatillas, perfumes Dior y tratamientos cosméticos, pero no se trata de eso. Influenciador circunstancial, Juan Ingaramo es cantante, compositor, multinstrumentista y productor: titular de “una empresa” que lleva su nombre. Así define con un dejo de ironía el lugar, cada vez más visible, que ocupa en la escena musical con su cóctel de géneros urbanos de pulso latino, canciones propias, versiones cool del cuarteto cordobés y múltiples colaboraciones: con Adrián Dárgelos de Babasónicos y “la princesa del trap” Dakillah, pasando por Miranda! y Julieta Venegas.

Nació hace 33 años en el barrio cordobés de San Vicente y su carrera ya lo llevó a la alfombra roja del MGM Grand Garden Arena en Las Vegas. Pero su expansión quedó en pausa por la pandemia. “El panorama se viene abriendo: México, Colombia, Perú, Chile, Uruguay, tres veces en Estados Unidos… Y la nominación en los Grammy Latinos fue como oficializar el nuevo territorio a conquistar. Pero apareció este parate y estoy tratando de sacar algo positivo. Sé que estoy transitando sentimientos nuevos que me alivian con respecto a "la carrera’. Me estoy replanteando la ambición que se juega y las cosas que uno cree que son importantes”.

-¿Cómo lidiás con el ego?

Hay que estar superatento. Lo hablaba con Viole (la actriz Violeta Urtizberea, su pareja desde hace cinco años): el público idolatra a artistas que en el 90 por ciento de los casos son ególatras, obsesionados por el éxito y por los números. Yo siempre padecí más bien de lo contrario, de falta de autoestima. Y con la revolución feminista se me empezaron a despertar un par de interrogantes. El músico fue siempre fiel estandarte de la cultura patriarcal: el hombre en el escenario deseado por las mujeres. Necesito preguntarme desde dónde se vende, qué dicen las canciones, tratar de hacer esto lo más sano posible.

-¿Cuánto te cambió la llegada de tu hija?

Siento que la paternidad es una oportunidad para ser una mejor persona. Lila es el eje de mis días. Estoy a su servicio. Es una entrega total. Aprovecho la cuarentena para ser testigo de cada momento; no podría haberlo hecho en una situación “normal”, entre los shows y los viajes.

-¿Podés definir tu música?

Si le saco una foto hoy en día luce muy diferente de mi primer disco, pero la materia prima sigue siendo muy parecida. Eso me deja tranquilo: no hay problema con probar, siempre y cuando esté claro lo que uno tiene para andar. Hoy la foto es una influencia latina a nivel rítmico, exacerbada por la regionalización de la propuesta, pero también con identidad argentina. Yo vengo de mi tierra y represento eso. Lo que intento es llevar el cuarteto a otras zonas. ¿El trap, el rap? Tampoco lo vivo al cien ni me embandero en ese género. El motor es intuitivo, el análisis intelectual viene después. Me siento camino a otra zona más democrática. Odio el nicho. Es fascista.

-¿Estás atento a los números?

La audiencia está creciendo en edad, según las estadísticas, y no sé cuál es la explicación. Tenemos un equipo de marketing que trabaja en todo ese circo y me muestra las tortas. Yo trato de no darle mucha bola porque no sé qué significan. Y las redes sociales me resultan una droga horrible. No puedo evitarlas, no sé qué aplicación desinstalar.

 

 

Fotos SOFIA MALAMUTE

Estilismo SILVANA GROSSO y MATIAS CARBONE

Tags

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas