Mujer

Lo que Maisie sabe

Ya dejó atrás Game of Thrones. Ahora la actriz británica de 23 años se prepara para forjar su camino con nuevos films y como embajadora de la colección Pasha de Cartier.
Reading time 5 minutes

Durante el otoño parisino, Maisie Williams se convirtió en el centro de todas las miradas en la semana de la moda: ella y su novio Reuben Selby, sentados en la primera fila del desfile de Thom Browne, lucieron trajes (y maquillaje) coordinados. Williams también pasó el verano en la capital de Francia explorando la posibilidad de crear vínculos con marcas como Cartier, Jacquemus y Courrèges, y esperando un nuevo capítulo en su carrera. “Como actriz, el mejor consejo que me dieron fue que dejase de lado mi personalidad para encontrar una que se adaptara a cada papel. En la moda es diferente: hay que entender exactamente quién sos para poder representar a la marca y el look”. 

Es casi imposible olvidar la personalidad de Arya Stark. La implacable guerrera que representó en Game of Thrones durante ocho temporadas –desde los 13 hasta los 21 años– fue favorita en un reparto de personalidades muy definidas y sobredimensionadas. Una joven traviesa en sus comienzos llega a ser una asesina vengadora y sobrevive en un mundo dominado por hombres. No debe ser fácil explorar el lado masculino cuando alguien se está convirtiendo en una mujer joven; no construir un personaje propio cuando se está representando a otro. Arya –el pelo corto y los pechos achatados– tuvo que crecer muy rápido y aprender a protegerse. Willliams también. 

Pero la dos hicieron callar a los críticos: a los que pretendían el trono y a los trolls de Internet que ridiculizaban a Williams por su aspecto. Nadie olvidará la escena en que Arya, entre dos batallas, habla de la menstruación con Jon Snow y le recuerda que las mujeres siempre ven más sangre que los hombres. Ahora Williams es libre de recuperar su cuerpo y convertirse en ella misma. 

Pero la violencia y la sangre no terminaron aquí porque representa a Rahne en la última película de la saga X-Men Los nuevos mutantes, de Marvel Cinematic Universe. Ubicada entre el género del horror y el de los superhéroes, es un film ideal para el encierro y para una generación traumatizada por la pandemia. “Los jóvenes mutantes están en un centro médico, aparentemente para protegerse y entender sus poderes, porque desconocen su naturaleza y no saben qué alcance pueden tener”, dice. “Mi personaje está descubriendo su sexualidad, se enamora de otra joven y se protegen entre sí en lugar de luchar. Le da una nueva perspectiva a Marvel. Está como a mitad de camino entre El club de los cinco y Stephen King”.

“Como actriz, el mejor consejo que me dieron fue que dejase de lado mi personalidad. En la moda es diferente: hay que entender exactamente quién sos”.

Otros dos proyectos de Williams vuelven sobre el tema del aislamiento. En la serie televisiva Two Weeks to Live representa a Kim, una mujer joven que creció confinada, en un entorno  violento de preparación para el fin del mundo, que se reintegra a la sociedad para vengar la muerte del padre y no tarda en verse involucrada en una broma pesada que sale muy mal. En The Owners, un film de terror basado en una novela gráfica, un grupo de jóvenes delincuentes entra a una antigua mansión victoriana habitada por una pareja mayor. “Está ambientada en los 90, así que creé un estilo apropiado, lleno de denim y con el pelo decolorado. Igual que todos, estoy obsesionada con el estilo de los 90”, dice. 

Además la actriz invirtió tiempo y dinero en Daisie, una aplicación que conecta a creadores entre sí. Es su respuesta a quienes le preguntaron cómo tener éxito, pregunta ante la que aún no sabe qué decir. (Consiguió el papel para Game of Thrones en una audición –la segunda de su vida– a los 12 años y sin experiencia en la actuación). La misión de la plataforma es crear relaciones y ayudar a construir una nueva manera de descubrir talentos. También montó su productora, Pint-Sized Pictures. “La creamos con dos amigas para difundir el talento de mujeres que no son conocidas. Estamos trabajando en videos de música, cortos y largometrajes, a veces shows. ¿El nombre (películas tamaño pinta de cerveza)? Soy bajita, tengo la altura de una pinta”, dice. 

Williams es en muchos sentidos producto de su generación: por apoyar talentos creativos y patrocinar a mujeres jóvenes, por establecer un estilo propio en la actuación y la moda, por manifestarse en defensa de los derechos de los animales. Y está decidida a recuperar el tiempo perdido después de los años que pasó entre los Siete Reinos. 

Fotografía de Marili Andre. Estilo de Jennifer Eymere. 

Cabello Kazue Deki. Maquillaje Mickael Noiselet. Manicura Marieke Bouillette. Asistente de fotografía Valentine Lacour. Asistente de estilista Kenzia Bengel de Vaulx. 

Tags

cartier
maisie
williams
pasha

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas