Fashion Week

Diseño joven desde Bolivia

por Andrea Lázaro
08.05.2018
Siete autores mostraron sus propuestas otoño-invierno 2018. Fuerte identidad local en siluetas contemporáneas.

La cuarta edición de Diseño y Autores Bolivianos (DAB) reunió a un colectivo de jóvenes creadores dispuestos a transformar la escena de la moda local. Se realizó en el patio del Museo de la Ciudad, en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, y abrió con una retrospectiva que mostraba a través de atelier Antelo Weise Suárez, la historia textil cruceña de los últimos 50 años. Esa casona colonial del siglo XVIII fue también el escenario de los desfiles de Carla Quiroga, Juan de la Paz, Made in Chola, La Espina, Luis Daniel Agreda y Weise. El país invitado fue Perú y su embajador Diego Labrín con la marca Ladrón de Guevara.  

En sintonía con el espíritu que anima a la sociedad que habitan, los diseñadores reflejaron en sus colecciones exploración y revisión de la propia identidad contemporánea. La experimentación textil - apoyada en la tradición y en la riqueza del trabajo manual - sumada al empleo de materiales nobles y a la búsqueda de nuevas siluetas, dieron lugar a la singularidad que el mundo globalizado celebra en la moda y el diseño latinoamericanos.

Carla Quiroga

Carla Quiroga. Se inspiró en el trabajo del artista boliviano Gastón Ugalde y los paisajes áridos del Altiplano. La colección habla de arraigo y su eje son los tejidos que envuelven el cuerpo, un modo propio de la cultura andina. 

Juan De La Paz

Juan de la Paz. La marca reinterpreta los textiles precolombinos. Sus prendas de punto celebran la práctica de juntarse a tejer que las mujeres conservan desde los tiempos incaicos. La colección remite al tejido como el material original del sportwear, a la vez que incorpora dibujos de animales locales.

Made in Chola. Especializada en el diseño de sombreros, la etiqueta incorporó los colores de La Cancha, el gran mercado de Cochabamba. De allí también surgió la idea de reutilizar materiales - bolsas, empaques, sogas - que en su origen no fueron pensados para la vestimenta. 

La Espina

La Espina. Su propuesta combinó el uso de transparencias y piel expuesta con una reversión de los quipus incaicos -sistemas de nudos que contenían mensajes codificados- reflexionando sobre el acto de mostrarse de modo genuido.

Luis Daniel Agreda

Luis Daniel Agreda. Se apropió de los signos y consignas de un momento social y político de reclamo de derechos y emancipaciones cual manifiesto punk, buscando interpelar a una generación joven.

Weise

Weise. Se inspiró visualmente en los Macheteros, una danza que representa la interpretación nativa de la resurrección y es un símbolo de la conjunción de dos culturas. Los recursos propios como los bordados, las tiras de tul superpuestas y las cintas de seda, se combinaron en formas simples y geométricas con el círculo como protagonista.

Ladrón de Guevara

Las estampas, formas y siluetas de Ladrón de Guevara partieron de los cholets, la nueva arquitectura andina de Freddy Mamani. El proyecto se opone a la caducidad programada impuesta por las colecciones estacionales e indaga en la identidad de género no binario. Para el diseñador peruano, el indumento no es importante si no cuestiona el propio entorno.

Compártelo

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas