Moda

Accesorios y carteras que más que un lujo son una cruzada optimista

Carolina A. Herrera cuenta cómo surgió la iniciativa Heart for Hope.
Reading time 4 minutes

Comprar una pieza artesanal única, de esas que se atesoran para siempre y se heredan de generación en generación, pero esta vez, hacerlo con un propósito solidario. La propuesta de la firma Carolina Herrera es atractiva. Pertenece a su iniciativa Heart for Hope, que consiste en donar a la Cruz Roja y a Media Luna Roja el 10 por ciento de todas las ventas de carteras y accesorios que se produzcan hasta el último día de este agitado 2020.

No es la primera reacción de la marca para hacer frente a la COVID-19. Antes ya había colaborado con el personal sanitario de España y Estados Unidos al donar tapabocas y batas. Ahora este proyecto se presenta como un gesto sencillo pero rotundo. A través de un trabajo en equipo entre Wes Gordon, director creativo de la firma, y Carolina A. Herrera, hija de la mítica diseñadora y máxima responsable del área de belleza, la empresa busca que el dinero recaudado reduzca el impacto entre los más castigados por la pandemia.

¿Cómo surgió Heart for Hope?

Siempre buscamos la oportunidad de dar las gracias. Hace más de una década que  colaboramos con ONGs y fundaciones que se involucran en causas como la lucha contra el cáncer de mama o la salud de los niños. Cuando vimos la devastación a nivel mundial que provocó parar más de tres meses, nos preguntamos cómo podíamos ayudar a la mayor cantidad de gente posible. Por eso nos acercamos a la Cruz Roja. Elegimos hacer bolsos y accesorios porque consideramos que son más sencillos de comprar, no se trata de un vestido, por ejemplo, que hay que probarlo.

La situación por la que atraviesa el mundo puso en evidencia los privilegios de unos sobre otros, ¿cuáles se te hicieron más evidentes?

Los más básicos: tener casa, comida y salud. Todos debemos pensar en nuestros privilegios y desde ahí ayudar. No siempre tiene que ver con lo económico. Se puede ayudar a alguien con las compras, cocinando o haciendo mascarillas para donar, como hizo mi hija más pequeña. Hay mucho por hacer a nivel personal.

¿Por qué creés que la belleza fue una compañera para la mayoría de las mujeres durante el confinamiento?

Aunque la gente crea que la moda o la belleza no interesan, participamos de ellas todos los días. Son toques de felicidad, esperanza y alegría. Sucede con el perfume: hay algo intangible que atraviesa. Al mes de la cuarentena, yo empecé a usar labiales hasta para hacer ejercicio, por ejemplo. Acabábamos de sacar la colección de maquillaje y tenía todos los productos en casa para probarme.

¿Te llevás bien con el trabajo a distancia?

Sí. Este es el primer proyecto que se gesta de esta manera, vía pantalla, computadora,  teléfono, correo o WhatsApp... No es lo mismo que ver a la gente, tocar los materiales,  compartir y reír, pero se puede hacer. Acá, en España, donde vivo, ya tuve algunas sesiones de fotos, con mascarillas, distancia y mucho cuidado. Trato de hacerlo ameno y con buena onda.

Carolina Herrera amadrina esta iniciativa, ¿cómo es tu relación con tu madre durante este periodo?

¡Siento que hace años que no la veo! Ella igual se entera de todo: le cuento, le mandamos fotos… Pero me muero por verla y también a mi padre.

¿Qué aprendiste en este año tan particular?

La importancia de la salud, de la familia, de los detalles... Tuve la suerte de no tener casos graves de coronavirus alrededor. Aprendí a desconectar de verdad. Disfruté mucho de estar en mi casa, en familia. Y descubrí que a mi hija pequeña le encanta cocinar y que lo hace muy bien.

Tags

heart
carolina
hope
herrera
for

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas