Arte y cultura

Elia Gasparolo en Galería Praxis

Una nueva muestra para visitar.
Reading time 3 minutes

Para Elia Gasparolo, el arte es un medio de experimentación. Ella es artista multidisciplinaria formada en la Universidad Nacional de las Artes e indaga con el arte a través de diferentes materialidades y técnicas aquellos temas que la intrigan o simplemente cruza en su camino. Hasta el 26/6 se puede ver su  trabajo en el espacio / vidriera de la Galería Praxis con la instalación performática Pijama, en el marco de la muestra Arrecife para vestir de Gaspar Libedinsky. Elia participó de talleres de artistas, tomó cursos de mosaiquismo, fotografía, carpintería y modelado 3D, porque así de variada resulta la curiosidad de esta artista mendocina radicada en Buenos Aires. Exploró con la robótica cuando colaboró, en 2017, en el diseño y desarrollo de la pieza de Joaquín Fargas para la Primera Bienal de la Antártida o aplicó el oficio del carpintero con la instalación arqueológica El futuro es prehistoria, junto a Santiago Rey, actualmente montada en el desierto de Atacama, en contexto de la Bienal SACO, que se presenta por episodios y un total de 14 escenas ofrecidas en maquetas realizadas con arcilla del desierto y donde los artistas han construido miradores de madera para apreciar las esculturas que cada día son intervenidas por la naturaleza. 

Sus dibujos y pinturas fueron parte del Miami Art Week, también supervisó la muestra retrospectiva en el Museo Nacional de Arte Decorativo de Gaspar Libedinsky Studio, donde además se desempeña como directora de producción del taller de este artista visual. Al inicio de la pandemia, Elia Gasparaolo comenzó a recolectar cáscaras de frutas que dejaba su familia, con la intención de convertir ese desperdicio en biotextil. Así, su cocina se convirtió en taller. "Durante la cuarentena comencé a buscar mis cosas favoritas para ponérmelas en el cuerpo, con la intención de que sea una nueva piel y también una prenda viva dado que trabajar con estas materialidades hace que sus texturas transpiren y sigan su ciclo aún intervenidas. Es un nuevo vestir", dice. Tiempo antes había explorado con la obra Tejido Conectivo (2020): comenzó con un vestido confeccionado con biotextiles de mandarina y acompañó con accesorios realizados con biomateriales logrados con té, flores, cáscaras de papas y vino malbec. 

Elia Gasparolo usa el taller como laboratorio; busca que los materiales le marquen el camino de lo que ella propone sobre la mesa con diversas técnicas. En el presente está trabajando con huiro, algas marinas que se encuentran en la costa chilena que son recolectadas por mujeres bajo los rayos del sol y luego son exportadas a Japón y China para la realización de productos de belleza. También con kombucha, cuya idea es construir un equipo de falda, top y accesorios. “¿Qué se puede hacer con lo que estoy viendo? Esa es mi búsqueda: hacer la obra con un hilo conductor y diferentes materialidades", dice esta artista visual que aplica el arte como un medio de transitar sus días.

Tags

elia
gasparolo

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas