Hombre

Cinco preguntas a Leonardo Sbaraglia

Recién llegado a Buenos Aires y con una nueva película en puerta, Leonardo Sbaraglia es un actor en tránsito.
Reading time 4 minutes

En el último año y medio filmó bajo las órdenes de Almodóvar “Dolor y gloria” en España, y “Wasp Network” del francés Olivier Assayas en Cuba. Además, grabó la serie de Maradona en Nápoles y participó de todos los grandes festivales de cine del mundo. 

¿Cómo fue cumplir el sueño de que te convoque Almodóvar? 
Recibí un mail de Esther García, su mano derecha, a la que ya conocía desde Relatos Salvajes. Me decía: “Siempre pensamos en vos porque a Pedro le gusta mucho como trabajás, aunque el personaje es español, Pedro no termina de encontrarlo acá. Lo ideal sería que vinieras ya”. Yo tenía programado ir en esos días a una gira en Mendoza con mi hermano. Fui, no le conté nada a nadie… pero ya estaba nervioso. Volví el lunes y el martes estaba rumbo a Madrid con todo muy estudiado. Llegué, fui directo a la casa de Almodóvar y empezamos a leer la escena, a los 20 minutos me dijo: “Yo no tengo ninguna duda, para mí ya estás”. Fue una alegría increíble, un sueño.

Una vez dijiste que Almodóvar era una de los cinco directores que más te gustaban. ¿Cuáles son los otros cuatro?
¡Debo haber tirado un número por mandar algo! (Se ríe).  Es como si dijera: “Mirá si me llamaran Haneke, Paul Thomas Anderson, Scorsese… o Luca Guadagnino…”, ahora también lo admiro mucho a él, y además tuve la suerte de conocerlo en el Festival de Venecia.


¿Y cómo se produjo tu convocatoria para Wasp Network? 
Hace cuatro años trabajé con el productor de cine Rodrigo Texeira. El 22 de febrero, mientras estaba festejando el cumpleaños de mi hija, recibo una llamada de él que me dice: “Estamos con Assayas filmando en Cuba. ¿Qué hacés la semana próxima?”. Me mandó el guión y a los dos días, estaba viajando a Cuba, ¡una locura! Encima tenía que hacer de cubano. Assayas es realmente muy buena onda y Cuba un país original con gente increíble… Nunca había estado y fue una experiencia maravillosa.

Estás por empezar a filmar una nueva película, ¿qué te sedujo de la propuesta?
Es de un director joven, Leonardo Brzezicki, leí el guión y me pareció extraordinario, emocionante. Habla de una persona en crisis que tiene una hija, encarnada por Miranda de la Serna (hija de Rodrigo y Erica Rivas) y el vínculo que los une está lleno de misterio y dobleces. La película se llama Almost in love.


¿Hay previstas más presentaciones de El territorio del poder?
Vamos a estar haciendo tres funciones 19, 20 y 21 de diciembre en Café Vinilo. Es una experiencia sensorial que te interpela, pero no es un espectáculo de denuncia ni de bajada de línea, es un intento poético de elaborar mandatos que debemos dejar de obedecer.

 

 

Fotografías: Guido Adler - Estilismo: Cecilia Alassia. 

+ en L'Officiel Argentina

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas