Mujer

Morocha argentina: 5 preguntas a Rocío Marconi

Con solo 18 años es una de las grandes promesas en las pasarelas internacionales. De madre cubana y padre argentino, es imposible que Rocío Marconi pase inadvertida con su tez morena, su 1,80 m de altura y sus labios impactantes.
Reading time 3 minutes

¿Cuál fue tu golpe de suerte como modelo?
A los 14 años, una agencia me contactó vía Instagram. Empecé haciendo algunas campañas y editoriales, hasta que me llamó Next Models, una de las agencias más importantes del mundo. Eso fue un giro en mi carrera. Mi primer destino internacional fue Londres. Abrí el desfile de Otoño/Invierno 2018 de Simone Rocha y después me contactaron de Marni, Salvatore Ferragamo, Fendi, Jil Sander, Missoni, Lanvin, Off white, y Alberta Ferretti, entre otros. Creo igualmente que uno de mis mayores logros fue trabajar para Versace. Lo importante no es la cantidad de desfiles que hagas, sino mantener a los clientes interesados en vos, lo cual es una de las cosas más difíciles.

 

¿Sentís que los temas actuales como la inclusión y la diversidad en la moda te jugaron a favor para desarrollar tu carrera como modelo?
Creo que sí. Estoy muy a favor de lo que está pasando. La inclusión debería ser en todo sentido: rasgos, colores, edades, cuerpos. Todavía quedan muchas cosas que cambiar. Hay ciudades como París que siguen exigiendo ciertas medidas corporales. Si bien en algunos aspectos se ven mejoras, el cambio debería ser más profundo.

 

¿Qué es lo que menos te gusta de tu profesión?
La desigualdad y el maltrato. Es una carrera difícil donde necesitas hacerte de una estabilidad emocional muy grande. Es como una montaña rusa, un día estás arriba y al otro, abajo. Lo importante es no dejar que el mundo te consuma. Hay miles de chicas con las mismas condiciones que vos, por eso, el gran aprendizaje fue no tomarme nada como demasiado personal. 

¿La clave para hacer una carrera en la moda?
La perseverancia. Y no solo para las modelos, también vale para los diseñadores, estilistas, maquilladores, peinadores, etc. Hoy, con las redes sociales existe mucha competencia y eso hace que el mundo de la moda esté renovándose permanentemente. Siempre hay caras nuevas y frescas, personas con distintas ideas, con más creatividad, pero, al fin y al cabo, el que persevera, triunfa. 

 

¿Planes futuros?
Ahora estoy muy abocada a mi profesión y paso la mayor parte del año entre Nueva York y París, pero siempre vuelvo para visitar a mi familia y rendir los exámenes de la carrera de periodismo, que estoy cursando a distancia. Quién dice, quizá pronto me dedique a las noticias…

Foto: Juan Mathe. Estilismo: Marcela Rubini.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas