Pop culture

Murió Kansai Yamamoto, el japonés que vistió a David Bowie

El diseñador japonés falleció a los 76 años y en L'Officiel recordamos su gran trayectoria.
Reading time 5 minutes
Retrato de David Bowie y Kansai Yamamoto, Aladdin Sane Tour, 1973. Fotografía por Masayoshi Sukita / Cortesía de Masayoshi Sukita. 

Fue su hija quien dio la noticia. Ayer el diseñador japonés Kansai Yamamoto, pionero de la industria en su país, todo un vanguardista, murió a los 76 años como consecuencia de una leucemia. "Dejó este mundo de manera pacífica, rodeado por sus personas queridas. Para mí, mi padre no solo era el alma eléctrica y energética que el mundo conoció, sino alguien que era amable, de buen corazón y cariñoso", escribió en redes sociales la actriz Mirai Yamamoto.

El modisto saltó a la fama en la década de los 70 por sus vestuarios de gran teatralidad para el cantante David Bowie y así irrumpió el mundo de la moda, con propuestas que desafiaron las barreras de género, con un estilo ecléctico que lo destacó entre los minimalistas japoneses. Sus siluetas exageradas y sus colores brillantes lo posicionaron como un referente del glam rock que reinaba en la época. 

A lo largo de su trayectoria hizo grandes colaboraciones en diferentes disciplinas, caracterizadas por la saturación de colores y la contraposición de formas. Para homenajearlo y conocerlo aún más, un recorrido por su legado en el mundo de la moda. 

"La energía humana no tiene límites", Kansai Yamamoto.

Originario de Yohoma, Japón, estudió primero ingeniería civil en la Universidad Nippon en Tokio y luego, en 1967, se inscribió en el Bunka Fashion College. Fue el primer diseñador japonés en debutar con una colección en Londres, lo que le otorgó reconocimiento internacional.

Retrato de Marie Helvin, 1971. Diseño de Kansai Yamamoto. Fotografía por Hiroshi Yoda / Cortesía de Hiroshi Yoda. 

Los diseños de Yamamoto representan una manipulación de la historia japonesa. Se abrió paso con motivos kabuki, estampados de tatuajes irezumi y técnicas tradicionales como Kumihimo (trenzado de hilos). Además, se inspiró en el Momoyama, un periodo del artes japonés al que hizo referencia en varias ocasiones. Todas sus propuestas eran sinónimo de exceso y opulencia; el caos en el orden. 

Diseño de Kansai Yamamoto, 1971. Fotografía por Hiroshi Yoda / Cortesía de Hiroshi Yoda. 

1595944969570397 r2kyujr2tnhsxewithis52sjay
Retrato de David Bowie, vestuario de Kansai Yamamoto, 1973. Fotografía por Masayoshi Sukita / Cortesía del David Bowie Archive.

Tras captar la atención de los medios, David Bowie se interesó en él. Entre ambos surgió una asociación creativa, en la que el japonés realizó distintos vestuarios para la gira de Aladdin Sane. Esos kimonos estampados y los trajes inspirados en la era espacial hicieron historia. 

 

En la década de los 90 el diseñador presentó una serie de desfiles de moda con extravagantes representaciones. La primera edición tuvo lugar en 1993, en la Plaza Roja de Moscú, y le siguieron presentaciones en Vietnam e India. 

Retrato de Kansai Yamamoto / Cortesía de AP. 

Fue premiado con el Good Design Awards 2010 y el Blue Ribbon Awards 2011 por diseñar del tren express de la línea Keisei Skyliner del aeropuerto Tokyo Narita

Retrato de la cabina del Keisei Skyliner / Cortesía de Keisei Skyliner. 

Después de algunos años de ausencia, el diseñador volvió más fuerte que nunca con una colaboración con la casa francesa Louis Vuitton. Yamamoto fue la inspiración de Nicolas Ghesquière para la colección Crucero 2018

Vestido de la colección Louis Vuitton x Yamamoto / Cortesía de Indigital.tv. 

 

1595944970605949 yamamoto kansai david bowie lofficiel mexico
Retrato de Kansai Yamamoto y David Bowie, 1973. Fotografía por Masatoshi Sukita / Cortesía de Brooklyn Museum.

Hasta su fallecimiento trabajó en el Nippon Genki Project 2020 Super Energy, la primera transmisión en línea de su compañía. La marca anunció que el evento seguirá la transmisión planeada para el 31 de julio del 2020 en su honor. 

Tras enterarse de su muerte, Marc Jacobs le rindió homenaje y dijo: "Hasta el día de hoy agradezco a Kansai por ver en mí una chispa especial y darme las alas que necesitaba para volar". Por su parte, Jeremy Scott aseguró: “Fue uno de mis diseñadores favoritos. Tuve la suerte de conocerlo en Tokio. Nunca olvidaré nuestra conversación y los halagos que me dijo y que, por provenir de él, significaron el mundo para mí”.

 

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas