Arte y cultura

Anish Kapoor en Chile

Llega Surge, la obra de Anish Kapoor, a CorpArtes en Santiago de Chile. 
Reading time 2 minutes

La exposición del escultor británico nacido en la India está dividida en tres salas más una escultura de cañerías de gran tamaño en el exterior del edificio que cualquiera puede verse desde la calle. Kapoor no suele explicar sus obras sino que las deja a libre interpretación del espectador: pero sí se sabe que sus ceraciones son parte de un análisis psicológico, político y sensorial de la sociedad. En el caso de América Latina, tiene que ver con cómo nos hemos formado según nuestras historias y con cómo esto afecta y define el ser propio e invita a la indagación. Los juegos de espejos, clásicos del artista, y las grandes estructuras de cera ocupan el centro de atención de dos de sus salas. 

/

Una de las esculturas rojas es un pasillo por el cual avanza un bloque gigante del mismo material. Aquí hay que estar atentos, porque es tan sutil el movimiento que si uno no se acerca y mira fijo, piensa que está inmóvil. La otra muestra es un cañón que lanza cada veinte minutos bloques de esta cera roja a una pared blanca con un sonido fuerte en el momento del disparo, casi tan impactante como cuando el bloque choca contra la pared.

/

La tercera parte, en el hall principal del lugar, el cual une ambas salas, es realidad virtual. Se trata de un casco/anteojos de realidad virtual por medio del cual se vive una experiencia sensorial especial. Entre sonidos e imágenes se da una sensación de angustia, de caer al vacío, a un vacío interno, dentro de uno mismo. 

Mutar y crecer, con cuestionamientos al pasado e incertidumbre por lo que vendrá, puede ser una buena interpretación de lo que Anish Kapoor quiso mostrar en esta exposición, donde el interrogatorio al propio se define por cuestiones tanto externas como internas. Donde el tema trata sobre cómo lidiar con este vacío que a veces sentimos en el interior.

La exhibición se puede visitar hasta el 8 de septiembre en CorpArtes (Rosario Norte 6660, Las Condes, Santiago de Chile). La entrada tiene un valor de 2.000 pesos chilenos (3USD). 

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas