Arte y cultura

Valdes, la elegancia pop

El dúo cordobés se prepara para volver a los recitales en vivo después de un año que los encontró reflexionando sobre las decisiones importantes.
Reading time 4 minutes

Hasta el arribo de la pandemia, Valdes era uno de los números más atractivos para disfrutar en vivo dentro de su género. Canciones de tracción bailable y una performance tan fina como impactante conformaban un mix irresistible para cualquier amante del pop moderno.

En varios sentidos, su comodín es el vivo, la confirmación que sugieren sus álbumes. Por eso la cuarentena tenía un sabor especialmente amargo para su fans: los privó de verlos interpretar las piezas de “Postal”, quizás su mejor disco a la fecha, editado en plena era del encierro.

Por fortuna –en rigor, gracias a cierta flexibilización responsable–, estos primeros meses del año volverán a verlos arriba de un escenario, ya que tienen agendadas algunas fechas en Córdoba y Buenos Aires. ¿Qué lección les dejó el 2020?

“Aprendimos que de un segundo para el otro todo puede cambiar. Todo aquello con lo que uno a veces sueña puede derrumbarse, entonces no hay que aferrarse tanto a las cosas”, reflexiona Eduardo Valdés, mitad de la dupla que también conforma su hermano, el cantante y performer Pancho Valdés. “No podemos tener el control de las cosas, hay que aprender a fluir, aunque suene medio hippie”. 

“A la vez nos sirvió para hacer mucha música, porque no quedó otra que quedarse a producir canciones. Generamos mucho repertorio y casi que ya estamos pre produciendo un cuarto disco. Fuimos unos privilegiados de poder contar con esa posibilidad”, agrega.

Fotografía: Martín Pisotti

La propuesta de Valdes no se limita a lo musical. Otro de sus grandes atractivos es su estética visual, con vestuario y videos sintonizados con su sonido, de allí su gran apuesta por los shows. La principal responsable de esa conexión es Romina Alterman, quien trabaja con ellos desde sus inicios con una mirada original para el pop electrónico: allí donde la mayoría de artistas opta por colores estridentes, Valdes luce indumentaria sobria y elegante. 

“En relación con los colores, planteamos una paleta súper amplia y la dividimos en dos”, explica Alterman. “Una, para la puesta en escena, relacionada con las visuales y las luces, de colores más fuertes, más pop. Y la otra relacionada con el vestuario un poco más sobrio, de colores más plenos, y así lograr un equilibrio”. 

“En la estética de Valdes hay una referencia oriental, un costado más minimalista”, añade la estilista. “A partir de esa base empezamos a jugar y combinar. Lo bueno de eso es que, cuando salís del molde, llama la atención de inmediato. Por ejemplo, en el vestuario para “Postal”, que son colores un poco más fuertes. Pasamos de las tonalidades beige al rojo y el rosa”.

Eduardo dice que de ahora en más van a planificar a corto plazo, por razones obvias. “La idea es poder tocar siempre y cuando el contexto lo permita, así que la estrategia es decidir en el momento, agarrar lo que se pueda. Y seguir produciendo: canciones, videos y hasta un videojuego que queremos publicar en algún momento de este año”.

En ese plan estratégico, de pasos cortos pero firmes, Valdes tiene agendados shows en Córdoba (23 de enero en Studio Theater) y en Buenos Aires (mediados de febrero en Parque Centenario).

Fotografía: Martín Pisotti

Tags

valdes
cordoba
pop

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas