Mujer

De Rosario al mundo: Nicki Nicole

La cantante es una de las más jóvenes de la música urbana argentina y acaba de editar su primer álbum de estudio.
Reading time 3 minutes

La cantante de 19 años lanzó a fines de abril “Wapo Traketero” a través de Youtube y rompió la internet. Medio año más tarde desde su primer single, y millones de reproducciones después, Nicki Nicole ya editó Recuerdos, su primer álbum con colaboraciones con su amigo Bizarrap, uno de los productores que ayudó a catapultarla con sus BZRP sessions, y también con Duki y Cazzu, los jefes del trap. 

En 12 canciones, la rosarina de ojos claros y pestañas infinitas repasa memorias de su infancia con ritmos que van desde el R&B y el neo soul, pasando por el trap y el pop, sin escalas y sin autotune. De sus recuerdos como girl scout en la iglesia del barrio Echesortu surge las influencias de “Plegarias”, la canción preferida con tintes de desamores familiares de la freestyler que empezó a rapear en las batallas que se armaban en el Monumento a la Bandera. En “Tras Vos” y “Diva”, Nicki se aleja de los ritmos urbanos que propone en “Shorty”, el featuring con Duki, o en “F**cking Diablo”, para explorar su costado más pop, reggaetonero y festivo. 

 

“Entiendo que la gente necesite encasillarme, pero no me considero una artista de trap nada más. Mis primeros temas fueron urbanos y los referentes del trap me adoptaron y me dieron a conocer, pero mi disco explora mucho más que ese estilo”, dice la artista que creció escuchando a Charly García, Fito Páez, Travis Scott y 2Pac. 


La revelación de las redes y la música urbana local acaba de presentarse en vivo en Córdoba en el festival La Nueva Generación y en Buenos Aires Trap –enfundada en un traje de tres piezas con print de dólares que en la espalda rezaba “Fuck money, son sólo papeles”– ante miles de personas, manifestando un talento joven que excede la dulzura y amplitud de su registro vocal. 

 

/

Sin embargo, ella elige mantener la mirada en el cielo, su metro cincuenta bien en la tierra y seguir creciendo a fuerza de mucho trabajo. “Estoy aprendiendo a componer en décimas, tomando clases de baile, inglés; a respirar y colocar la voz con Mavi Díaz, que es mi coach”, dice Nicki, quien conocía a la cantante argentina más por ser la madre de Danno, el rapero español, más que por ser una de las integrante de la mítica banda de mujeres, Viudas e Hijas de Roque Enroll. 


La centennial asegura y concluye que éste es solo el comienzo: “Tengo ganas de vivir toda la vida de mi música, de colaborar con artistas geniales como Ca7riel, C. Tangana o Travis Scott, de ayudar a otros y de devolver al menos un poco de todo el amor que me dieron hasta ahora”. 

 

Fotografías: Val & Musso. Estilismo: Cecilia Alassia. 

+ en L'Officiel Argentina

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas