Mujer

El arte de la autoexpresión

Visita a Mathilde Favier, Directora de relaciones públicas de Dior e ideal de elegancia parisina.
Reading time 2 minutes

Su hermana, Victoire de Castellani, es Directora artística de joyería de Dior y su tío, Gilles Dufour, fue por muchos años Director del Estudio de Chanel.  ¿Cómo evalúa la influencia de la moda en su vida? 

La moda está en mi ADN. Tal vez por eso siempre me he sentido muy cómoda en este ámbito. Si te has formado en la escuela de Karl Lagerfeld, no puedes menos que mirar el escenario de la moda con mucho humor, sin tomarte todo tan en serio. 

Cuando era adolescente, hizo varias pasantías en Chanel. Allí conoció a Sofía Coppola; luego colaboró con Carine Roitfeld; fue elegida Directora de relaciones públicas de Prada y por último, de Dior. ¿Qué es lo que más le atrae de esta profesión?

Lo que amo de este trabajo es la gente: observarla. La raza humana es ciertamente aterradora, pero me fascina.

Acaba de redecorar su departamento de París. ¿Hizo muchos cambios? 

Mi casa corresponde a una nueva etapa de mi vida. Tengo 50 años, mis hijos ya no viven conmigo. Estoy enamorada. Por fin sé quién soy. La decoración es un reflejo de todo eso. 

¿Por qué le gustan tanto los estampados? ¿Cómo los combina?

Soy terriblemente parisina, pero también he viajado mucho. Todos estos estampados y mezclas de materiales y colores son producto de mis viajes, testimonios de la belleza del mundo. Nunca me canso de la artesanía.

Es una apasionada del arte de la mesa. ¿Qué aconsejaría para ser un buen anfitrión?

Me gusta mucho invitar gente. Se conocen, pasan un momento agradable, descubren lo valioso del otro. Por supuesto, esto se da en torno a una buena comida –me encanta cocinar– y a una mesa atractiva. El arte de la mesa –insisto– no tiene que ver con los platos. El éxito de una comida depende sobre todo de la química que se genera entre los invitados. El resto no es más que decoración. 

Tags

mathilde
favier

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas