Mujer

La dama de los sombreros

Un recorrido fuera de serie, así como sus diseños. Nikole Tursi pasó del Teatro Colón a los talleres de Burberry, en Londres, con escalas que acreditan desde pasantías y especializaciones hasta premios internacionales. Arte para usar y la magia de su historia.
Reading time 6 minutes

La temperatura supera los 30 grados y Nikole Tursi está vestida de negro. Tiene un anillo y dos collares con corazones, diseños de Cabinet Oseo y, sobre sus rulos, un sombrero de su autoría. Vino al verano porteño de visita, ya que está instaladísima en Londres. Con solo escribir Billie Eilish + Burberry + American Awards 2019 en el buscador, su protagonismo se hace visible. La gorra de la cantante estadounidense, que fue lo más comentado de su look, es obra de esta realizadora argentina. Uno de los últimos éxitos de su carrera ascendente. ¿Y el principio?


“Toda mi vida supe que quería hacer algo relacionado con la moda. Mi abuela me llevaba al barrio de Once, yo veía las telas y me explotaba la cabeza de ideas, aún hoy me pasa. Cuando terminé el secundario me quedaron algunas materias sin rendir y no podía ingresar a la universidad. Así que asistí a un taller que dictaba el diseñador Mariano Toledo y apenas lo completé gané una beca para trabajar con él. Después pasé a trabajar en Cheeky y aprendí todo lo que implica una marca. Me armé mi propio recorrido realizando distintos cursos. Me fui a España un tiempo, volví, hice una colección limitada de bikinis, abrí mi local en Villa Crespo, no me resultó y cerré”. 

¿Cómo surgió hacer sombreros? 
Siempre me gustaron los sombreros. Quería tomar clases para aprender a hacerlos, pero no encontraba dónde. Y si aparecía algo, siempre era la única inscripta. Finalmente logré que el diseñador César Orlando Núñez aceptara. Era genial porque iba a su casa, le contaba qué quería probar y lo hacíamos. Luego me anoté en un curso con la diseñadora Araceli Pourcel, que me abrió un mundo. El primer día le dije “no sé por dónde empezar” y ella me respondió “lo que querés hacer es alta costura”.  ¡Cómo no me di cuenta antes! Me ayudó a ver por dónde ir y seguí sus recomendaciones.

¿Cómo llegás a trabajar en vestuario del Teatro Colón? 
Iba al Colón como estudiante, tomaba un curso para realizar tutús. Mi docente, que estaba a cargo del área de sastrería, me sugirió presentarme. Quedó ahí. Después mientras buscaba likes en Facebook para un concurso de sombreros, me llegó un mensaje de ella, insistiendo. Me decidí, fui corriendo a armarme un CV y llevarlo. Al mes tuve la entrevista y me aceptaron. Me dedicaba más a los bordados, a los detalles, me llamaban “El ama de las flores”. Trabajar en el Colón es mágico. Hacés todo, aprendí el recorrido, desde el nacimiento de una prenda hasta verla sobre el escenario.  

De Buenos Aires a Londres. ¿Cómo surge ese itinerario? 
Me quería ir, solo necesitaba tener un plan. Entonces a principios del año pasado me presenté para participar en la London Hat Week y fui seleccionada. Soy muy enquilombada, pero sentía que todo se estaba acomodando. 

Nikole desbloquea su teléfono para mostrar fotos de esa experiencia. En una está con un modelo del reconocido sombrerero Stephen Jones en la Royal Ascot. Asistir a la London Hat Week le permitió entrar en contacto con los profesionales más destacados del sector y generar contactos. No sorprende que decidiera quedarse. 

¿Cuándo aparece la oferta de Burberry? 
Había empezado a buscar un empleo en Londres. Pensaba que lo más fácil era trabajar de camarera en un bar hasta que pudiera dedicarme a lo mío. Me encontré con una compañera con la que años antes había hecho un curso de bordado en Lyon. Me dijo que iba a pasarle mi teléfono a un contacto que tenía en Burberry. Y esa misma tarde me llamaron. Eran las 19 horas de un sábado. “Vení a las 20”, me dijeron. Pensé que era al día siguiente; pero no, era en una hora. Llegué al taller y era mega. Al segundo estaba bordando un vestido especial para Beyoncé. Terminé a las 4 de la mañana. A partir de ese momento, estoy en contacto y siempre me llaman para trabajar con ellos. Incluso en las Semanas de la Moda. 

¿Cómo es trabajar en la semana más importante del sector? 
Durante quince días estás en un universo paralelo. Tenés todas las comidas cubiertas e incluso la mayoría del personal vive en un hotel que está enfrente. Todos tienen que vestir de negro. Lo pide Riccardo Tisci (director creativo) para que no distraigan su atención.  Para mí no era un problema, siempre estoy de negro. En general, trabajo en un sector de pedidos especiales llamado V.I.P, y si hay algún sombrero, es mi responsabilidad. Así fue que realicé el de Billie Eilish que salió en todos lados. Y yo no tenía ni idea de quién era ella.


Para Nikole, el 2019 fue el año de su despegue y consagración. Obtuvo el Premio Colbert Argentina de UNESCO que le permitió conocer los ateliers más destacados de Francia y fue seleccionada en el programa Hothouse del Crafts Council, dedicado al desarrollo de negocios para jóvenes creadores.  En su calendario ya tiene agendada la próxima Semana de la Moda londinense en los talleres de Burberry; y en marzo la presentación de un documental en Canal Encuentro. Para seguir conociendo sus pasos: @nikoletursi.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas