Mujer

¿Por qué todos hablan de Kiko Mizuhara?

Actriz, modelo, empresaria, música y, además, novia de Harry Styles. Fue una de las figuras del Festival de Cannes y todas las grandes marcas la quieren en sus eventos.
Reading time 6 minutes

En mayo de este año, caminó por la alfombra roja del Festival de Cannes y las cámaras captaron su belleza fresca y su silueta delgada, acentuada por un vestido Dior Couture dorado con un bustier en gajos que continuaban en una larga falda con tablones. Kiko Mizuhara es actriz, modelo y diseñadora, pero su popularidad estalló desde que la prensa publicó que, además, es la novia de Harry Styles, el cantante de la banda One Direction.

Es bastante injusto que esa relación sentimental haya sido lo que le dio fama internacional, ya que Kiko, que tiene 28 años, ha trabajado la mitad de su vida en los medios. Fue descubierta como modelo por la revista para adolescentes Seventeen y llegó a ser embajadora de Chanel, fotografiada por el mismísimo Karl Lagerfeld. Como actriz, trabajó en cine y televisión, y hasta incursionó en la música: fue artista invitada en el hit de The Weekend "I feel It Coming", por mencionar solo una de sus intervenciones.

Lo que muchos no saben es que Kiko nació en Dallas, Texas, y que se llama Audrie Kiko Daniel, pero se mudó a Japón con su familia cuando era apenas una nena y adoptó la ciudadanía japonesa y el apellido Mizuhara.

-¿Cuál es el primer recuerdo que tenés de tu carrera como actriz?

Kiko Mizuhara: Tenía 17 años y volvía a Japón después de haber estado en París cuando me llamaron a una audición para The Ballad of the Impossible, la adaptación cinematográfica de la novela de Haruki Murakami. El director, Tran Anh Hung, ya había audicionado a actrices experimentadas, pero no podía decidirse por ninguna. Sé que no fui buena en el casting, pero a Tran Anh le gustaba mi personalidad, cercana a la del personaje de Midori. Fue inesperado y tenía miedo de dar el salto para convertirme en actriz, pero terminé divirtiéndome y jugando.
 

-En ese momento, ya tenías varios años de carrera como modelo...

KM: Mi carrera comenzó a los 13 años, con una producción para la revista Seventeen. Durante mucho tiempo, mi mamá fue mi representante, porque yo no pertenecía a ninguna agencia. Y luego, a los 17, elegí dejar la ciudad de Kobe, donde vivíamos en Japón, para mudarme a la capital. Eso me dio la sensación de comenzar una "nueva vida". Todavía vivo en Tokio, en el distrito de Setagaya.

"Tenía miedo de dar el salto para convertirme en actriz, pero terminé divirtiéndome y jugando".

-Sin embargo, no sos japonesa por nacimiento.

KM: Nací en Dallas y mi padre es de Texas. No recuerdo mucho de mi vida allá, porque era muy chica cuando nos mudamos a Japón, primero a Tokio y luego, por el trabajo de mi padre, a Kobe. A los 16, comencé a perder mi inglés... ¡fue un shock!

-Tu verdadero nombre da cuenta de esa doble cultura estadounidense-japonesa.

KM: Sí, de hecho, mi segundo nombre es Audrie porque mi padre, un gran admirador de Audrey Hepburn, lo eligió para mí como si siempre hubiera querido que yo fuera actriz. El nombre Kiko, en cambio, tiene la ventaja de que es fácil de pronunciar en Japón, que era lo que deseaba mi madre. 

-¿Qué recuerdo tenés de tu infancia?

KM: Es divertido porque a mi madre siempre le gustó la moda y en mi casa veíamos por televisión programas de moda y desfiles. Recuerdo que pensaba en lo hermosas que eran las modelos y me encantaba su ropa. En mi habitación, incluso, jugaba con mis amigas a organizar desfiles

"A mi mamá siempre le gustó la moda".

-Hoy tenés 28 años, ¿cuál es tu relación con la moda?

KM: Soy una chica vintage. Siempre solía usar la ropa de mi madre. El viejo Kenzo, por ejemplo, Jean Paul Gaultier, John Galliano... Estos pantalones que tengo puestos los encontré en eBay. A veces compro piezas solo para verlas, soy una gran coleccionista. Sin embargo, eso no me impide estar anclada en el presente. Apoyo el trabajo de mis amigos diseñadores, incluido Unif. Y siempre miro de cerca lo que sucede durante la semana de la moda de Londres. La moda londinense es interesante porque los diseñadores siempre imaginan cosas únicas y sorprendentes.
 

-¿Cuáles son tus proyectos?

KM: En un futuro cercano, apareceré en dos largometrajes: una película japonesa y una película de Malasia. Estoy compitiendo por producciones internacionales, pero todavía no tengo novedades, espero que todo esto se haga realidad... Además, dedico mucho de mi tiempo a Office Kiko, la agencia que fundé hace dos años. El proyecto en el que estamos trabajando se llama OK.

-¿Qué es Ok? ¿Un negocio?

KM: No, no es un negocio. Experimento con cosas, colaboro con amigos, marcas que me gustan, organizo fiestas. Por ejemplo, en diciembre pasado creé un árbol de Navidad para un famoso centro comercial en Japón. Quiero que OK sea un espacio formal e informal para jóvenes creativos. No solo para niños, sino para todos aquellos que buscan un lugar para expresarse.

 

Fotografía: Jens Langkjaer
Estilismo: Vanessa Bellugeon
Ropa: Coach

/
Kiko, ¿estás bien?

Tags

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas