Moda

Verano L'Officiel: ¡tu próximo sombrero!

Agendá las diseñadoras de sombreros y las sombrererías tradicionales que mantienen vigente la confección artesanal de una pieza clásica.
Reading time 5 minutes
Ichaso

Al comenzar la pandemia, Catalina Ichaso cambió su producción de vestidos a medida por barbijos, pues adaptarse a los cambios es parte de mantenerse activo en el mercado. Estudió moldería, investigó telas amigables con la piel y así comenzó a sumar accesorios a su renovada etiqueta. Con la premisa de diseñar productos funcionales, en el verano lanzó el sombrero Piluso, confeccionado en dos talles y gabardinas en los tonos crudo, gris y celeste. "El ala del piluso, que es de 8 cm, tiene el tamaño justo para proteger del sol la cara, cuello y escote. La copa, en la parte superior, fue diseñada con forma ovalada, dándole un calce más elegante. El cordón regulable no lleva la típica tanca, sino un sistema de nudos chinos ajustables que le dan un carácter distintivo. Por dentro están envivados para ser más frescos", dice la diseñadora que creó un sistema donde produce solo lo que comerciliaza a través de la tienda online: allí se encuentran los sombreros que fueron pensados como piezas atemporales, prácticas y sin género.

Cercle

Victoria Vettese es la diseñadora de Cercle, una etiqueta de moda sustentable fundada en 2020 que, bajo la técnica del upcycling, pone en valor residuos textiles al producir una línea de sombreros Pilusos - o modelo pescador - confeccionados de manera artesanal. "Las telas y los retazos cambian, por ende el diseño y las combinaciones también, generando piezas irrepetibles. La esencia de nuestro proyecto es alargar el ciclo de vida de los diseños. Re-diseñamos y revalorizamos prendas vintage que ya no tienen uso. Para Cercle los residuos son oportunidades para crear objetos de valor", cuenta la diseñadora egresada de la FADU. La comercialización de sus productos y comunicación con sus clientas es vía Instagram por la cual garantiza una atención personalizada sobre su propuesta de re-confección de prendas y accesorios ya existentes.

Tinte Estudio

Soledad Simón y Virginia Yamil son las mujeres detrás de Tinte, un estudio de diseño con base  en la provincia de Córdoba que se dedica principalmente a la manufactura de sombreros. "Entendemos al diseño como el conjunto de disciplinas proyectuales ligadas a la construcción, la producción, la formalización y la difusión de bienes, servicios e información. Dichas disciplinas están destinadas a la mejora de la calidad ambiental, material, pragmática, estética, lúdica y cultural del entorno y la vida de los individuos y de la sociedad", dicen sobre el proyecto que rescata el oficio tradicional. En Tinte Estudio hay modelos clásicos reversionados con detalles artesanales, como las viseras de rafia bordada y las caps de paja estamapada a mano. Para su confección utilizan fieltros de lana y textiles como puro algodón y linos. Para las coloraciones aplican tintes naturales. Producen un stock para anunciar la colección y participar en ferias, pero la confección es a medida y los modelos se codiseñan con el usuario. 

Lagomarsino

Fundada en 1891, Lagomarsino transita la sexta generación de sombrereros. “Es un desafío mantener vigente una industria que produce un artículo que apenas se usa pero que da la satisfacción de recibir elogios por la calidad de lo que produce”, dice  Antonio Riera, miembro de la familia que administra la empresa. Lagomarsino fue adaptando nuevas tecnologías y observando las necesidades del cliente. Cada  sombrero demanda 10 horas de trabajo artesanal y un punto necesario para mantenerse vigentes es saber interpretar las tendencias que surgen en las temporadas. La mayor parte de la producción de Lagomarsino es unisex y la paleta de color preferida por las mujeres la componen el rojo, negro y camello, sobre todo en la capelina y otros modelos de alas mediana confeccionados con cloches de Panama legítimo y otros modelos clásicos que son fabricados en telas de algodón nacional.

Maidana

Maidana comenzó su producción de sombreros en 1910 y transita la cuarta generación que es comandada por mujeres: Manuela, la madre, y las hermanas Adriana y Silvia. “Hemos llegado al empoderamiento. Es un métier masculino porque todo en este oficio utiliza instrumentos que necesitan de mucha fuerza, entonces la mujer estaba relegada a otras tareas”, relata Adriana. El local Maidana está ubicado a metros del Congreso de la Nación Argentina, donde también funciona el taller que sigue produciendo bajo el sistema artesanal gestado por la emblemática sombrereria italiana Borsalino a principios del siglo XX. En Maidana se realizan los modelos de sombreros que fueron moda en los años 30’ y 40’. Si bien la propuesta de Maidana es para el guardarropa del hombre, las mujeres toman estos elementos para adaptarlo a sus looks. Como ejemplo vale la campaña Primavera Verano 2010 de Chanel, fotografiada en Buenos Aires por Karl Lagerfeld, donde aparecen las modelos Claudia Schiffer y Freja Beha Erichson luciendo el modelo de ala ancha de campo de Maidana.

Tags

sombreros

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas