Arte y cultura

Ana Bonamico: pinceladas de cuarentena

La artista argentina cuenta cómo vive la pandemia y cuánto la ayudan sus obras.
Reading time 3 minutes

Explosión cromática donde resaltan colores fuertes en esta época con tendencia gris. Así es el trabajo de la artista argentina Ana Bonamico. El arte como terapia enriquecedora ante la incertidumbre, frente al agotamiento de las ideas; el arte con su magia, que consigue que nos reecontremos con nosotros mismos y que también nos perdamos en el tiempo.

En esta entrevista Bonamico cuenta cómo sobrelleva el aislamiento en esta “nueva normalidad”, donde los procesos creativos se ven afectados por el encierro y la rutina, donde los espacios cotidianos y los recuerdos pasan a ser los protagonistas. Para ella su arte es su manera de expresión, su realidad. También un manifiesto, el goce, la poesía, su forma de nutrir el alma. “En estos tiempos el arte también es una forma de terapia para todos, nos distrae, nos desarrolla la creatividad y la imaginación. Pone color a nuestros días, nos teletransporta a nuestra niñez donde uno se expresaba libremente sin prejuicios, sin miedo”.

Uno de los sellos de sus obras es el juego que hace con el color. Trabaja con pinturas que reaccionan con la luz UV, lo que hace que una obra se transforme. Otra de sus técnicas es la tercera dimensión. En sus muestras siempre hay alguna intervención donde el expectador puede sumergirse dentro del espacio e interactuar para sentirse parte de la exposición.

Para abrir los horizontes artísticos desde casa, Bonamico recomienda las siguientes exposiciones disponibles online:

  1. Muestra virtual de Nase Pop, Felipe Pantones y Poms curada por Victoria Tolomei.
  2. "Clausura", el vivo con Ai Weiwei en CorpArtes.
  3. “Shapes”, de Amy Sillman, MoMA.
  4. Documental de Marina Abramovic.

Y si de moda se trata, nos deja sus películas imperdibles: The Artist is Absent, un viaje a través del camino creativo de Martin Margiela; Dries, del diseñador belga Dries Van Noten, y L'amour fou, de Yves Saint Laurent y Pierre Bergé. Para alejarnos de las pantallas, recomienda el libro El secreto, una ayuda para visualizarse, ordenarse y ponerse objetivos.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas